Solo tres concejales se opusieron a la suba de tasas municipales

portada Fueron los de AVE y uno del denarvaismo. Angioi, Fontán y Bodes, en cambio, acompañaron la votación del mayoritario bloque oficialista.

Habla Angioi y Carranza lo observa. En el medio, el presidente de la Mutual Bomberos, Carlos Messa, que asistió como contribuyente.

Habla Angioi y Carranza lo observa. En el medio, el secretario de la Mutual Bomberos, Carlos Messa, que asistió como contribuyente.

En una votación apenas dividida, pero con algunas posiciones para el análisis, el Concejo Deliberante de Escobar aprobó por mayoría este miércoles a la noche un aumento generalizado del 15% en todos los tributos municipales -tasas y derechos-, que empezará a regir a partir de enero de 2010.

Como vocero del gobierno, el presidente del bloque oficialista, Luis Carranza, informó que el incremento impositivo previsto por el Ejecutivo obedecía a tres aspectos centrales: la morigeración del impacto inflacionario, la incorporación de sumas en negro al salario básico de los trabajadores municipales y el aumento del 30% que se deberá afrontar por el servicio de higiene urbana (recolección de residuos), según un acuerdo entre el Ministerio de Trabajo de la Nación y el Sindicato de Camioneros que lidera Hugo Moyano.

“Todo esto hace que no tengamos otra alternativa que hacer un incremento en el costo de las tasas”, argumentó Carranza. El edil garinense también explicó que “en todos los municipios de la región se están dando incrementos que van desde un 20% a un 40%”, mientras que en Escobar esa suba será menor, al tratarse del 15%.

En otros pasajes de la sesión, Carranza se dedicó a capitanear el bloque habilitando a sus compañeros para intervenir con distintas apreciaciones. Fue, claramente, para que vayan perdiéndole el miedo al micrófono, aunque casi ninguno logró hablar sin apartar su vista de los breves parlamentos que tenían impresos sobre sus bancas.

Romano debutó con una alocución en la que resaltó algunos logros de la gestión municipal.

Romano debutó con una alocución en la que resaltó algunos logros de la gestión municipal.

“Este ajuste es necesario a los efectos de que el Municipio pueda garantizar cumplir con sus tareas habituales, como la salud, la recolección de residuos y la seguridad”, proclamó el debutante concejal Cristian Romano. Otros que intervinieron en la sesión fueron el también recién asumido Germán Maldonado -ex subsecretario de Infraestructura-, Daniel Tossio, Mónica Díaz y Cristina Casas.

Te puede interesar  El Concejo Deliberante celebró una sesión especial por el día de “Ni una menos”

Desde la oposición, el primero en pedir la palabra fue Jesús “Cacho” Angioi, quien explicó que por haber asumido el 10 de diciembre no había tenido “el tiempo suficiente para estudiar a fondo y proponer algunas iniciativas” a los proyectos de ordenanza Fiscal y Tributaria enviados por el Ejecutivo. Al mismo tiempo, indicó que por ese motivo dejaría “en libertad de acción” a sus dos compañeros del bloque Unión Celeste y Blanco que preside, Néstor Bodes y Luis Balbi. Pero anticipó que él votaría a favor “teniendo en cuenta que el compañero intendente lleva puesta la misma camiseta peronista que yo” (sic).

Fontán también le dio su voto al aumento.

Fontán también le dio su voto al aumento.

Retomando un eje de la alocución de Carranza, Oscar Fontán -otro de los flamantes concejales-, del unipersonal bloque Peronismo Federal, anticipó que también apoyaría la postura oficialista. “Un incremento del 15% es muy razonable, ya que en municipios vecinos fue mucho mayor”, consideró.

La ahora disminuida bancada vecinalista -resignó una de sus tres bancas-, que responde al senador provincial Roberto Costa, mostró un cambio de actitud con respecto a sus últimas complacencias con el Ejecutivo al votar en contra del aumento. El titular del bloque AVE, Alejandro Fedeli, basó esa posición en dos fundamentos: que durante el ejercicio 2009 ya hubo aumentos impositivos de hasta el 50%, lo que significaría un “colchón suficiente” para afrontar mayores costos en el ejercicio venidero; y que la inflación declarada por el INDEC hasta noviembre acumulaba un 7.1% en todo el año; o sea, menos de la mitad de lo que aumentarán las tasas.

“En años anteriores hemos sido partícipes de la creación de nuevas formas recaudatorias, pero ante la crisis reinante sostenemos que es preferible aumentar la recaudación buscando que más contribuyentes regularicen su situación, lo cual sería más difícil aún con este nuevo aumento”, remarcó Fedeli en la lectura de su alocución.

Dentro de este marco, la asamblea de concejales y mayores contribuyentes sancionó por mayoría (34 a 5) el aumento que permitiría elevar de 160 a 179 millones de pesos el cálculo de recursos del Municipio en 2010.

El paisaje en el recinto

El Concejo Deliberante volvió a lucir este miércoles un marco distinto al de sus sesiones ordinarias. En primer lugar, obviamente, debido a la asistencia de los mayores contribuyentes, que llegaron a ser diecinueve. Todos ligados a los concejales por los que fueron convocados, la mayoría eran comerciantes, aunque también había algunos profesionales -uno de ellos, el arquitecto Fabio Avena, socio del intendente Sandro Guzmán en la constructora AG-, una “vecina ilustre” de Maschwitz como María Eugenia Cufré y la hermana de una concejal.

Esta es la nómina completa de ellos: Roberto Bollo, María Pinto Nunes, Guillermo Olguín, Angel Ayala, Pablo Pintos, Patricia Siviero, Juan Pedrozo, Fabio Avena, Stella Maris Lapido, María Eugenia Cufré, Carlos Messa, Héctor Basso, Elsa Palazzo, Luis Vuotto, Paulo Uris, Raúl Leguizamón, Sirilo Gonzales, Mirta Medina y Alejandro Casa.

En segundo lugar, la asamblea concitó el interés de varios funcionarios de la plana mayor del gobierno. Estaban los secretarios de Gobierno, Roberto Palau; y de Obras Públicas, Rubén Cabrera; los subsecretarios de Gobierno, Viviana Gaytán; de Hacienda, Sebastián Rey; de Desarrollo Social, Maximino Conca; y de Infraestructura, Marcos Mazzuco, entre otros.

Finalmente, el oficialismo volvió a movilizar para esta ocasión a un puñado de punteros y militantes. Unos pocos se ubicaron en el sector destinado al público -detrás del corralito de madera- pero la mayoría prefirió por acomodarse en pleno recinto, como Pancho por su casa.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo