Se cayó la licitación para restaurar dos casonas de la estancia de Villanueva

Las empresas que se presentaron pidieron más del doble del presupuesto oficial para realizar la obra. El proyecto preveía crear un centro cultural.

una de las casonas del casco de la estancia de Villanueva

La incertidumbre económica que se vive en el país ante la inminente asunción del nuevo gobierno, sumada a la falta de precios de referencia que atraviesan muchos rubros por el contexto inflacionario, hizo naufragar la licitación para restaurar dos emblemáticas casonas de la estancia de Benito Villanueva, en la localidad de Ingeniero Maschwitz.

El proyecto consistía en la restauración integral y la unión de estos históricos inmuebles, separados por una calle interna, para poner en funcionamiento un centro cultural, según informó el Municipio a fines de agosto.

La financiación de esta iniciativa correría por cuenta del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, con una inversión aproximada de $310 millones, de acuerdo a la información que el Municipio difundió en un comunicado.

El proceso licitatorio se había iniciado y la apertura de sobres con las presentaciones de los oferentes se pautó para el 13 de septiembre. Sin embargo, el pasado viernes se anunció que la licitación quedaría sin adjudicar.

estado actual de las dos casones de la estancia de Benito Villanueva
Estado actual. Las dos casonas de la estancia de Villanueva que el Municipio quería intervenir.

Por medio de la Resolución 212, la Subsecretaría de Obras Públicas bonaerense, a cargo del ex funcionario escobarense Diego Benítez, dio a conocer en el Boletín Oficial que la licitación de este proyecto fracasó debido al pedido de un presupuesto muy superior al aprobado por el gobierno.

Dos empresas se habían declarado interesadas en la obra: TECMA S.A. y Centro Construcciones S.A. Pero ambas cotizaron el proyecto muy por arriba del presupuesto original de $163.092.040 establecido por la Dirección Provincial de Arquitectura. Por el monto -casi 50% de lo que el Municipio había anunciado-, se infiere que la licitación no era por el total de la obra sino por una parte.

De las dos cotizaciones, la menos elevada era la de Centro Construcciones S.A., que superaba en 104% la cotización oficial y en 79% el presupuesto actualizado por la Dirección Provincial de Redeterminación de Precios al mes de julio, según expuso la Comisión Evaluadora de Ofertas, que recomendó el rechazo de ambas presentaciones “por no considerarse convenientes a los intereses fiscales de la provincia”.

La fallida licitación -no es la única que cayó en la provincia, aunque otras siguen en curso- podría ser una antesala de lo que pasaría si el presidente electo Javier Milei cumple con su promesa de paralizar a cero la obra pública en todo el país.

Te puede interesar  Primeras definiciones en el Concejo Deliberante: los roles de Guazzaroni y Rehl

Una noticia no tan mala

Días después de que se anunciara este proyecto, un grupo de vecinos de Ingeniero Maschwitz organizó una campaña para preservar el casco histórico de la estancia Los Arenales ante esta nueva intervención municipal.

Una de las acciones que tomaron para visibilizar este reclamo y lograr apoyo de la comunidad fue la creación de una petición online en la plataforma Charge.org bajo la premisa “Protejamos el patrimonio histórico y natural de Ingeniero Maschwitz”.

En ese predio, actualmente funcionan el Polo de Educación Superior de Escobar, el Polo de Seguridad, la Granja Educativa Municipal y la Reserva Natural de Ingeniero Maschwitz, entre otras dependencias y espacios públicos.

“Con disgusto y tristeza estamos viendo cómo, desde hace un tiempo, nuestra querida estancia Los Arenales, símbolo de la identidad de nuestro pueblo, está siendo intervenida sin criterio adecuado y de forma irreversible, ejecutando obras que alterarán para siempre su valor histórico y natural”, fundamenta la petición.

También consigna que el casco del predio que perteneciera a Villanueva (estanciero, empresario y avezado político) de unas 60 hectáreas de superficie, fue declarado Monumento Histórico Nacional mediante la ley 25.376, sancionada el 30 de noviembre de 2000.

Esa ley surgió en respuesta a otra campaña vecinal, encabezada por la Asociación Progreso y Preservación de Ingeniero Maschwitz, que em 1999 organizó una amplia recolección de firmas para preservar la estancia “ante la amenaza de su destrucción por un emprendimiento inmobiliario”.

El casco de la antigua estancia Los Arenales data de fines del siglo XIX y tiene un logrado estilo arquitectónico. Sus dependencias, junto a la copiosa arboleda y el Arroyo Escobar con el cual delimita, son parte de la memoria activa e histórica de la localidad.

En esas tierras vivieron y trabajaron a lo largo de los años decenas de familias, “cuyos descendientes forjaron el desarrollo de un lugar único e irrepetible y que aún conservan las historias de esa época como guardianes de su identidad”, señala la petición, que hasta la fecha reunió poco más de 1.600 adhesiones.

Te puede interesar  Cuarto carril: amplían un tramo de Panamericana por la llegada de un hipermercado

Para todas esas personas, indudablemente, la suspensión de las obras no es una mala noticia; más bien, todo lo contrario.

foto en blanco y negro del casco de la estancia de Benito Villanueva, donde hoy funciona el Polo de Educación Superior
Antaño. El casco de la estancia Los Arenales, donde ahora está el Polo de Educación Superior.

Político de raza y hombre de negocios

Nacido el 8 de mayo de 1854 en Mendoza, Benito Villanueva fue un encumbrado político conservador perteneciente al Partido Autonomista Nacional, abogado y hombre de negocios ganadero, tres veces diputado nacional, dos veces senador nacional, director del Banco Hipotecario y del Banco de la Provincia de Buenos Aires, entre otros cargos.

Su infancia estuvo signada por una terrible tragedia: sus padres, Emilio Villanueva García y Tomasa González Pinto, fallecieron en el terremoto de Mendoza de 1861, en el que murieron 4.247 personas de la capital cuyana, que por entonces tenía 11.500 habitantes.

En 1885 fundó la Estancia El Dorado en el pueblo bonaerense de Vedia, donde se dedicó a importar ganado vacuno de razas Shorthorn y Aberdeen para reproducirlas en el país. Ganaría varios premios.

Cuatro años después, el 27 de abril de 1889, compró las tierras pertenecientes a la Estancia El Talar de Pacheco y fundó su establecimiento de campo Los Arenales.

Benito Villanueva
Multifacético. Villanueva fue un encumbrado dirigente político, abogado y hombre de negocios.

Entre 1902 y 1915 fue, de manera intermitente, cuatro veces presidente del Jockey Club de Buenos Aires.

Militó en el Partido Autonomista junto a Julio Roca y Bartolomé Mitre. Fue electo diputado nacional en 1890, 1894 y 1900. En 1901 asumió la presidencia de la Cámara Baja.

Tres años después, en 1904, fue electo senador nacional y en 1907 ejerció la Presidencia de la Nación de manera provisional ante una licencia de José Figueroa Alcorta, quien había asumido como jefe de Estado siendo vicepresidente por la muerte de Manuel Quintana, en marzo de 1906.

En 1914 fue uno de los fundadores del Partido Demócrata Progresista. Villanueva falleció el 8 de abril de 1933, a los 78 años. Nueve décadas después, su recuerdo sigue intacto.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo