Quiere volver: Armenio cerró el año con dos victorias y en zona de Reducido

El conjunto del barrio San Miguel culminó la primera rueda en el séptimo lugar de la tabla, con 28 puntos y dentro del lote de los que pelean por ascender.

blank
blank
Festejo tricolor. Armenio sumó siete triunfos en la primera rueda de la C. (Foto: Santiago Fraga).

Festejo. Armenio terminó el año con siete triunfos en la Primera C. (Foto: Santiago Fraga).

El conjunto del barrio San Miguel culminó la primera rueda en el séptimo lugar de la tabla, con 28 puntos, y dentro del lote de equipos que pelean por el segundo ascenso a la B Metropolitana.

“Hay que pasar el primer semestre”, suelen pronosticar los economistas tras el surgimiento de cada crisis. El mismo vaticinio sirve para pintar la situación del Deportivo Armenio, que desde junio de este año juega en la Primera C y, con altibajos, termina la primera rueda con balance positivo.

Tan solo 8 puntos de 18 fue la cosecha inicial del equipo del barrio San Miguel en la cuarta categoría del fútbol argentino, tras 21 años ininterrumpidos en la B Metropolitana. El arranque, con una derrota ante el recién ascendido El Porvenir, marcó la pauta de lo complicado que sería el camino.

Sin embargo, de a poco la escuadra dirigida por Néstor Ferraresi se fue acomodando. Gastón Monzón se afianzó como el arquero titular -mantuvo 10 veces la valla invicta-, Luciano Nebot y Leonel Gigli se establecieron como la dupla central titular y el equipo de “Coqui” prácticamente salió de memoria.

Todo fue color de rosa hasta la fecha 13: Sacachispas, puntero indiscutido, visitó Ingeniero Maschwitz y le dio un duro golpe. La derrota por 3-1 ante los de Villa Soldati marcó el inicio de una sequía de puntos casi letal: solo tres unidades de las 18 en juego en todo noviembre, en el que los hinchas tricolores ni siquiera pudieron festejar.

Armenio se repuso en la fecha 18 vapuleando a Italiano por 3-0. Aquel triunfo y la victoria por la mínima diferencia ante Argentino de Quilmes de este domingo le dieron un respiro y renovaron la esperanza de un equipo que terminó el semestre con 7 triunfos, la misma cantidad de empates y cinco caídas en 19 encuentros.

Con la solidez defensiva como bandera -solo 13 goles recibidos en 19 juegos–, más el aporte de Braian Chávez, Isaac Acosta, Jorge Varela y Bruno Camiletti en la ofensiva y el surgimiento de varios jugadores de la cantera, los dirigidos por Ferraresi intentarán seguir escalando posiciones el año próximo en la tabla de la Primera C.

Por lo pronto, para lo que viene ya no estarán Diego Aguirre, Facundo Schusterman y Matías Rojas. La última baja es la más sensible, ya que el volante era uno de los jugadores con más tiempo en la institución y uno de sus referentes. Además, Juan Casarini y Nelson González podrían ser los próximos en irse antes del regreso al trabajo, a principios de enero.

Sacachispas, con 45 puntos, se mantiene puntero en absoluta soledad. Armenio, 7° con 28, pugna por un lugar en el Reducido para intentar su único objetivo en el semestre: el rápido regreso a la B Metropolitana. La adaptación ya pasó y los próximos seis meses serán claves para saber qué le depara el destino al equipo del barrio San Miguel.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo