Jorge Macri visitó la Fiesta de la Flor y apostó al liderazgo de su primo

blank

“Mi sueño es que Mauricio sea presidente”, afirmó el diputado provincial, acompañado por el referente local Miguel Jobe.

blank
“Mi sueño es que Mauricio sea presidente y que el PRO tenga muchos intendentes en la provincia de Buenos Aires. Lo demás es secundario”, sostuvo este viernes el diputado provincial Jorge Macri, que por tercer año consecutivo se acercó a Escobar para visitar la Fiesta Nacional de la Flor.
“Hasta ahora, las trampitas y palos en la rueda que nos ha puesto el kirchnerismo no nos han dañado. La gente sigue poniendo a Mauricio en un lugar de privilegio como una de las alternativas para el año que viene”, señaló el primo del jefe de Gobierno porteño. “Más allá de los gritos de muchos que quieren ser candidatos, cuando se le pregunta a la gente cuáles son las alternativas las respuestas son Kirchner, Mauricio, Alfonsín o Cobos. Y eso está en la encuesta que publicó el domingo La Nación”, apuntó.
Al ser consultado sobre la figura del ex presidente Eduardo Duhalde, Jorge Macri subrayó que “hay muchos liderazgos viejos que no se terminan de correr, que tienen que ver más con el pasado que con el futuro del país, y eso genera mucha confusión en la gente, que quiere otra cosa”.
“Nuestro desafío como fuerza política es ser mejores que el kirchnerismo, que ha logrado que la economía funcione, que haya orden fiscal y ha cambiado la Corte Suprema. Rescatando las cosas que hizo bien el kirchnerismo, hay que construir una alternativa superadora. Con una gran ventaja: el año que viene, por primera vez en mucho tiempo, vamos a elegir presidente sin una crisis económica profunda”, analizó.
En cuanto a su proyección personal, el vicepresidente primero de la Cámara Baja bonaerense indicó que le “encantaría ser intendente de Vicente López”, aunque no descartó acompañar a Francisco De Narváez en una virtual fórmula de Unión-Pro para la Gobernación. Fue en este punto donde remarcó: “Mi sueño es que Mauricio Sea presidente y que el PRO tenga muchos intendentes en la provincia de Buenos Aires. Lo demás es secundario”.
En otro orden, Macri también se refirió al tema de la inseguridad. “En la provincia estamos viviendo con mucha angustia y miedo. Hay mucho enojo en la gente con todos los referentes políticos. La gente está molesta, con poca paciencia y tiene razón, porque no ve medidas concretas”.
En ese plano, manifestó que para hacer frente al delito es necesario actuar “con mucha firmeza, decisión política y entendiendo que hay que trabajar en las medidas profundas de mediano y largo plazo, que son la educación y la inclusión, pero también con mucha vocación de restablecer el orden en la calle. El tipo que hoy es delincuente no está esperando ir a la escuela, ya está metido en un círculo del que es difícil salir, y ahí necesitamos que la policía actúe y que la justicia esté a la altura de las circunstancias. No hacen falta nuevas leyes”.
Durante su recorrida por la exposición floral el dirigente provincial estuvo acompañado por la diputada nacional Soledad Martínez -la más joven del Congreso, con 28 años- y por el referente local Miguel Jobe, que también opinó sobre la situación de la seguridad en el distrito. “Días antes del asesinato de Matías Berardi hubo un hecho a siete cuadras de la comisaría 1ra donde las víctimas llamaron ocho veces al 911 y la policía tardó 45 minutos en llegar”, afirmó en referencia a un intento de asalto que sufrió el hijo del ex presidente del Foro de Seguridad de Escobar, Daniel Larghi.
En un plano más amplio, el ex diputado nacional y candidato a intendente en 2007 señaló que en el distrito “hay muchas cosas para cambiar. Fundamentalmente hace falta orden, limpieza y transparencia en la gestión. Escobar está en un punto óptimo de crecimiento, hay que saber aprovecharlo y destinar los recursos a lo que realmente se necesita”.
Jorge Macri recorrió el predio floral junto a Miguel Jobe.

Macri recorrió el predio floral junto a Miguel Jobe.

“Mi sueño es que Mauricio sea presidente y que el PRO tenga muchos intendentes en la provincia de Buenos Aires. Lo demás es secundario”, sostuvo este viernes el diputado provincial Jorge Macri, que por tercer año consecutivo se acercó a Escobar para visitar la Fiesta Nacional de la Flor.

“Hasta ahora, las trampitas y palos en la rueda que nos ha puesto el kirchnerismo no nos han dañado. La gente sigue poniendo a Mauricio en un lugar de privilegio como una de las alternativas para el año que viene”, señaló el primo del jefe de Gobierno porteño. “Más allá de los gritos de muchos que quieren ser candidatos, cuando se le pregunta a la gente cuáles son las alternativas las respuestas son Kirchner, Mauricio, Alfonsín o Cobos. Y eso está en la encuesta que publicó el domingo La Nación”, apuntó.

Al ser consultado sobre la figura del ex presidente Eduardo Duhalde, Jorge Macri subrayó que “hay muchos liderazgos viejos que no se terminan de correr, que tienen que ver más con el pasado que con el futuro del país, y eso genera mucha confusión en la gente, que quiere otra cosa”.

“Nuestro desafío como fuerza política es ser mejores que el kirchnerismo, que ha logrado que la economía funcione, que haya orden fiscal y ha cambiado la Corte Suprema. Rescatando las cosas que hizo bien el kirchnerismo, hay que construir una alternativa superadora. Con una gran ventaja: el año que viene, por primera vez en mucho tiempo, vamos a elegir presidente sin una crisis económica profunda”, analizó.

En cuanto a su proyección personal, el vicepresidente primero de la Cámara Baja bonaerense indicó que le “encantaría ser intendente de Vicente López”, aunque no descartó acompañar a Francisco De Narváez en una virtual fórmula de Unión-Pro para la Gobernación. Fue en este punto donde remarcó: “Mi sueño es que Mauricio Sea presidente y que el PRO tenga muchos intendentes en la provincia de Buenos Aires. Lo demás es secundario”.

En otro orden, Macri también se refirió al tema de la inseguridad. “En la provincia estamos viviendo con mucha angustia y miedo. Hay mucho enojo en la gente con todos los referentes políticos. La gente está molesta, con poca paciencia y tiene razón, porque no ve medidas concretas”.

En ese plano, manifestó que para hacer frente al delito es necesario actuar “con mucha firmeza, decisión política y entendiendo que hay que trabajar en las medidas profundas de mediano y largo plazo, que son la educación y la inclusión, pero también con mucha vocación de restablecer el orden en la calle. El tipo que hoy es delincuente no está esperando ir a la escuela, ya está metido en un círculo del que es difícil salir, y ahí necesitamos que la policía actúe y que la justicia esté a la altura de las circunstancias. No hacen falta nuevas leyes”.

Durante su recorrida por la exposición floral el dirigente provincial estuvo acompañado por la diputada nacional Soledad Martínez -la más joven del Congreso, con 28 años- y por el referente local Miguel Jobe, que también opinó sobre la situación de la seguridad en el distrito. “Días antes del asesinato de Matías Berardi hubo un hecho a siete cuadras de la comisaría 1ra donde las víctimas llamaron ocho veces al 911 y la policía tardó 45 minutos en llegar”, afirmó en referencia a un intento de asalto que sufrió el hijo del ex presidente del Foro de Seguridad de Escobar, Daniel Larghi.

En un plano más amplio, el ex diputado nacional y candidato a intendente en 2007 señaló que en el distrito “hay muchas cosas para cambiar. Fundamentalmente hace falta orden, limpieza y transparencia en la gestión. Escobar está en un punto óptimo de crecimiento, hay que saber aprovecharlo y destinar los recursos a lo que realmente se necesita”.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo