El polémico tributo fue creado a fines de 2013 y todavía se encuentra vigente. Varios municipios lo implementaron ahora, para aumentar sus ingresos.