Laura Russo se reunió con la comunidad educativa de la Escuela Secundaria Nº11

La candidata a diputada nacional se acercó para evaluar soluciones a la construcción del nuevo edificio, que está paralizada desde diciembre de 2015.

blank
blank

Propuestas. Junto a Sileoni y Alonso, Russo conversó con los vecinos sobre la posibilidad de reactivar la obra.

La candidata a diputada nacional de Unidad Ciudadana se acercó para evaluar soluciones a la construcción del nuevo edificio, que está paralizada desde diciembre de 2015. Estuvo junto al ex ministro de Educación, Alberto Sileoni.

Desde diciembre de 2015, la construcción del edificio de la Escuela Secundaria Nº11, en la localidad de Garín, se encuentra paralizada y sin miras de continuar. Es una obra que se había licitado e iniciado durante el kirchnerismo, pero que quedó en suspenso apenas asumió Cambiemos. Por eso, desde Unidad Ciudadana no dudaron en reflotar el tema en medio de la campaña electoral.

“La calidad de la educación está siendo particularmente atacada por las políticas de ajuste del gobierno. Por eso es importante que defendamos los derechos que logramos alcanzar y que no retrocedamos en lo conquistado”, enfatizó la candidata a diputada nacional Laura Russo, quien este jueves a la tarde se acercó a la escuela del barrio La Loma, cuyo caso volvió a tomar estado público a partir de una nota publicada en El Día de Escobar (ver Obra abandonada: El sueño de una escuela de Garín que se convirtió en pesadilla).

La esposa del intendente concurrió al predio junto al ex ministro de Educación de la Nación durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Sileoni; la candidata a diputada nacional Laura Alonso y la directora general de Educación del Municipio, Diana Yacuzzi, entre otras autoridades.

Todos ellos mantuvieron una reunión con la directora del colegio, Leticia Silva, docentes y padres para evaluar en conjunto posibles soluciones a esta problemática. Las demoras en la finalización de la obra afectan el normal desarrollo de clases, donde cientos de jóvenes deben estudiar “de prestado” en las aulas de la Escuela Primaria 30.

“Escuchamos la angustia y el enojo de la comunidad educativa, porque siempre estamos al lado de los vecinos, sin importar a quién corresponde la responsabilidad”, remarcó Russo al término del encuentro.

Dejá tu comentario

Seguí leyendo