Fútbol infantil: Racing Club y Doble Cinco jugaron tres amistosos en Loma Verde

Los chicos de Escobar se dieron el lujo de recibir a un grande para despedir el año. “Muchos ni durmieron esperando el partido”, contó el gerente del complejo.

blank
blank

Fogueo. Los chicos de Doble Cinco tuvieron la posibilidad de medirse ante uno de los mejores equipos del país.

Los chicos de Escobar se dieron el lujo de recibir a un grande para despedir su primera temporada. “Muchos ni durmieron esperando el partido”, contó el coordinador del complejo de la calle Boote, Gustavo Rizzo.

Fue una tarde que quedará en el recuerdo para los jóvenes futbolistas del predio Doble Cinco, este jueves 1º recibieron la visita de los equipos de inferiores de Racing Club de Avellaneda y jugaron tres encuentros amistosos.

Cerca de las 16 se iniciaron los dos primeros partidos, las categorías 2002/2003 y 2006/07 fueron las primeras en jugar, simultáneamente. Después cerró la jornada la 2004/05.

“Después de un año de trabajo, la jornada de hoy es un premio para todos los chicos y profesores que trabajan en la escuela. El hecho de poder compartir partidos con un equipo de primera división es muy importante”, expresó Gustavo Rizzo, gerente y entrenador del predio de Loma Verde, en declaraciones a El Día de Escobar y El Deportivo Web.

No es sencillo para una escuela de fútbol de Escobar que puedan venir planteles de un club grande a compartir amistosos, pero con tiempo y organización se pudo concretar la iniciativa.

“Tenemos una relación muy directa con Marcelo Zuculini y él fue quien nos hizo el contacto con la gente de Racing para coordinar el encuentro. Los chicos están muy ansiosos, muchos ni durmieron esperando el partido”, expresó Rizzo, feliz por la visita del cuadro de Avellaneda.

Exigencia. Los locales no pudieron lograr la hazaña de ganar, pero tuvieron una experiencia valiosa.

A nivel deportivo, en las tres canchas las victorias quedaron en manos de la “Academia”, algo lógico teniendo en cuenta la competencia de un club y una escuela de fútbol.

La categoría 2006/07 de Doble Cinco recién hace 15 días que empezó a practicar en cancha de 11, ya que su espacio es la cancha sintética de fútbol reducido. “Por eso el resultado es lo de menos, les dije a los chicos que aprovecharan esta posibilidad y que lo tomen como un premio”, confesó el experimentado entrenador y formador de futbolistas.

Rizzo trabaja en conjunto con el profesor Leandro Roveda y su equipo de colaboradores en el predio de la calle Boote al 1000, que estuvo lleno de familiares de los chicos como grandes espectadores de los encuentros.

Por Javier Rubinstein

Dejá tu comentario

Seguí leyendo