“No a la privatización de la plaza de la estación”

SR. DIRECTOR: Bajo la excusa de querer brindar una solución al problema del tránsito, el Municipio intenta privatizar uno de los espacios verdes urbanos más importantes que tiene Belén de Escobar: su “placita” de la estación. El proyecto, impulsado por el bloque de concejales oficialistas (PJ), pero que cuenta también el apoyo total de la […]

blank
SR. DIRECTOR:
Bajo la excusa de querer brindar una solución al problema del tránsito, el Municipio intenta privatizar uno de los espacios verdes urbanos más importantes que tiene Belén de Escobar: su “placita” de la estación.
El proyecto, impulsado por el bloque de concejales oficialistas (PJ), pero que cuenta también el apoyo total de la “oposición”, pretende construir una playa de estacionamiento en los terrenos linderos a la estación de Escobar.
Los concejales argumentan que, debido a la gran cantidad de automóviles en circulación y  al desmedido crecimiento poblacional que caracteriza al Escobar de los últimos años, es imposible encontrar estacionamiento en horario pico, y que este proyecto intenta ser una “solución parcial” al problema.
Lo cierto es que detrás de la aparente “buena voluntad” de los concejales y el Municipio se esconde un gigantesco negociado. La obra, que tendrá un costo aproximado de $1.600.000, estará a cargo de una empresa privada que explotará dicho emprendimiento por espacio de 10 años y “tendrá absoluta libertad para fijar el valor de las tarifas” (DIA 32, agosto de 2010).
La entrega de la plaza de la estación significa una avanzada privatista contra los espacios públicos y un perjuicio para las familias y jóvenes que encuentran en él un sitio para la recreación, el esparcimiento y para la realización de diversas manifestaciones culturales.
No negamos, sin embargo, que el problema del tránsito sea un tema que merezca especial atención. El desarrollo de emprendimientos inmobiliarios de envergadura se ha estimulado sin una planificación de su impacto en todos los órdenes, incluyendo el sistema vial.
Es que el tan festejado “crecimiento” de Escobar se desenvuelve de manera anárquica, sin una planificación, hecho a la medida de las necesidades de los pulpos inmobiliarios y la patria contratista, que oficialistas y opositores apoyan. Sostenemos que para solucionar este problema es necesario un debate democrático y la participación popular de todos los vecinos de Escobar en el planeamiento urbano.
Llamamos a todos los trabajadores, a los jóvenes y a los vecinos de Escobar a movilizarnos al Concejo Deliberarte el miércoles 25 para manifestar nuestro rechazo y frenar la aprobación de este proyecto.
Partido Obrero de Escobar

SR. DIRECTOR:

Bajo la excusa de querer brindar una solución al problema del tránsito, el Municipio intenta privatizar uno de los espacios verdes urbanos más importantes que tiene Belén de Escobar: su “placita” de la estación.

El proyecto, impulsado por el bloque de concejales oficialistas (PJ), pero que cuenta también el apoyo total de la “oposición”, pretende construir una playa de estacionamiento en los terrenos linderos a la estación de Escobar.

Los concejales argumentan que, debido a la gran cantidad de automóviles en circulación y  al desmedido crecimiento poblacional que caracteriza al Escobar de los últimos años, es imposible encontrar estacionamiento en horario pico, y que este proyecto intenta ser una “solución parcial” al problema.

Lo cierto es que detrás de la aparente “buena voluntad” de los concejales y el Municipio se esconde un gigantesco negociado. La obra, que tendrá un costo aproximado de $1.600.000, estará a cargo de una empresa privada que explotará dicho emprendimiento por espacio de 10 años y “tendrá absoluta libertad para fijar el valor de las tarifas” (revista DIA 32, agosto de 2010).

La entrega de la plaza de la estación significa una avanzada privatista contra los espacios públicos y un perjuicio para las familias y jóvenes que encuentran en él un sitio para la recreación, el esparcimiento y para la realización de diversas manifestaciones culturales.

No negamos, sin embargo, que el problema del tránsito sea un tema que merezca especial atención. El desarrollo de emprendimientos inmobiliarios de envergadura se ha estimulado sin una planificación de su impacto en todos los órdenes, incluyendo el sistema vial.

Es que el tan festejado “crecimiento” de Escobar se desenvuelve de manera anárquica, sin una planificación, hecho a la medida de las necesidades de los pulpos inmobiliarios y la patria contratista, que oficialistas y opositores apoyan. Sostenemos que para solucionar este problema es necesario un debate democrático y la participación popular de todos los vecinos de Escobar en el planeamiento urbano.

Llamamos a todos los trabajadores, a los jóvenes y a los vecinos de Escobar a movilizarnos al Concejo Deliberarte el miércoles 25 para manifestar nuestro rechazo y frenar la aprobación de este proyecto.

Partido Obrero de Escobar

Dejá tu comentario

Seguí leyendo