“¿Adónde vas Garín?

SR. DIRECTOR: Con pena y desazón observo el deterioro progresivo de mi querido pueblo Sería necio no reconocer que las 15 cuadras de asfalto hechas en el centro de la ciudad son una obra largamente esperada, pero digo que en el cálculo final olvidaron 80 metros de la calle Ballester y Sarmiento. Se podrían ahorrar […]

blank

SR. DIRECTOR:

Con pena y desazón observo el deterioro progresivo de mi querido pueblo

Sería necio no reconocer que las 15 cuadras de asfalto hechas en el centro de la ciudad son una obra largamente esperada, pero digo que en el cálculo final olvidaron 80 metros de la calle Ballester y Sarmiento. Se podrían ahorrar unos pesos con menos carteles de la gestión y darles a los vecinos la satisfacción de mejorar su hándicap de vida (todavía están a tiempo).

A propósito, una ordenanza dice que las calles de Garín con único sentido de circulación tienen estacionamiento a 45°. Todavía no se ha hecho señalización alguna y entonces la gente no respeta las normas.

Los vendedores ambulantes “pululan” sin control alguno y hasta se instalan (¿con permiso?) a escasos metros de la Delegación, compitiendo deslealmente con comerciantes de Garín que cumplen con todas las tasas municipales.

El que tiene la suerte de administrar los bienes del distrito tiene la obligación de cuidar lo hecho, no importa por quién. Como, por ejemplo, el reloj del boulevard, que es patrimonio de todos y no hay justificativo alguno para no invertir unos pocos pesos y ponerlo en condiciones. Las palmeras, que bien sabe Dios gracias a quién están, es necesario limpiarlas y curarlas (no hablemos de riego).

Los “funcionarios políticos” municipales son representativos del Intendente, por lo tanto tienen que dar el ejemplo permanentemente con su accionar y no deben responder a una elite partidaria sino a toda la ciudadanía, con aciertos y errores (quien nada hace, nunca se equivoca).

De lo que no puedo hacer tengo la respuesta, necesito hechos concretos de lo que estoy haciendo (nadie junta sopa con un tenedor). No voy a referirme sobre el estado de limpieza y mantenimiento general porque por ahí no están los elementos, pero tampoco hay quien controle si se cumplen las ordenanzas (arrojo de basura, poda, etcétera, etcétera).

Espero que la Policía Municipal no sea un ente como la nueva Dirección de Tránsito, que solo ha servido para pintarle galones de cartón a algún frustrado funcionario político.

La proliferación de motos, con conductores sin casco y con hasta tres ocupantes por vehículo, es tan común como las bicicletas circulando en contramano. Con dos agentes de tránsito circulando a pie por la avenida Belgrano, ¿qué podemos solucionar? Ni hablar los fines de semana después de las 17, ¡es tierra de nadie!

En un tiempo a Garín nos decían “zapallo”: con media vuelta de tierra nos conformaban. Hoy parecemos “caja de cambios”: tenemos vecinos de 1ra, 2da, 3ra y 4ta (no sé quiénes serán la marcha atrás).

Y da para más…

Pedro Ricardo López (Garín)
PD: Contribuyente con ¡todas las tasas municipales al día!

Dejá tu comentario

Seguí leyendo